ajustar una gafa es todo un arte

Y esas manos, las que mejor te van ayudar a ajustar tus gafas, están aquí en VISTAOPTICA ,y son las de tu óptico.

Así que; os aviso de un par de cosillas a tener en cuenta antes de que os dé por mirar un video en YouTube de:  “Como ajustar las gafas y que no se  rompan en el intento”, a la hora de elegir tu gafa. No os hablaré de materiales ni me pondré muy técnica; ya que yo, solo soy usuaria de gafas; pero tenéis que saber que en VISTAOPTICA  existen un montón de materiales ligeros y una gran diversidad de monturas; así que elegir una gafa cómoda hoy en día ; es pan comido.

    “El hombre superior piensa siempre en la virtud; el hombre vulgar piensa en la comodidad”

Detalles a tener en cuenta

  • La adaptación del puente:  o sea tu nariz. No has de notar una presión que te cause molestias o heridas. Elige una gafa cómoda desde el primer momento.
ajustar unas gafas, las varillas en el hormillo de bola de silicona
  • Las varillas: fíjate que no sean cortas y si son demasiado largas, cómo he dicho antes: que se encargue tu óptico.  Él es el especialista y el que dispone de herramientas y maquinaria ,cómo el hornillo de arena entre otras, para poder hacerlo correctamente.

Así te ahorrarás el típico problema de: me aprieta la gafa, se me cae la gafa, se me empaña la gafa; o , no veo bien porque la gafa no está bien ajustada; esto último muy importante si los cristales que llevas son graduados.

Actos cotidianos a evitar

Hay varios motivos para que la gafa se desajuste, cómo :

  • Colocarse la gafa en la cabeza; (es preferible para esto ponerse una diadema).
  • Limpiar las lentes; tenemos la costumbre  por ejemplo de limpiar la lente derecha cogiendo la lente izquierda y viceversa. Os aconsejo siempre coger por el aro de la montura la lente que se va a limpiar, así no hacemos una presión en el puente  y evitamos que se rompa.
  • Otro hábito muy común, ponérsela y quitársela con una mano. Usa las dos manos y así evitarás que se abra la gafa.
  • Y por supuesto, igual que tu móvil tiene una funda, recuerda hacer lo mismo con tu gafa; así también estará protegida de cualquier golpe o rasguño cuando no la lleves puesta.

En definitiva, “repito”: siempre que sufras un desajuste en tu gafa, acude a tu óptica en busca de esas manos que tienen ese arte para ajustar la gafa; las de tu óptico.

Encuentra nuestro centro VISTAOPTICA más cercano donde haremos el ajuste perfecto para tus gafas.

Más información en la web de varilux

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *